La historia de Officine Panerai

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Un resumen de la generosa y larga historia de Panerai: sus orígenes en Florencia, su legado tecnológico, su vínculo con el océano y sus 160 años de éxito.

La historia de Officine Panerai

Primeros días

Los orígenes de la casa se remontan a 1860 con la apertura del taller de relojería de Giovanni Panerai en el Ponte alle Grazie, en Florencia, Italia. Este local funcionaba como tienda, taller y primera escuela de relojería de la ciudad. La boutique se trasladaría más tarde a su ubicación actual en el Palacio del Arzobispo en Piazza San Giovanni, donde pasó a llamarse Orologeria Svizzera a principios del siglo pasado.

En 1916, para satisfacer las necesidades de la Regia Marina (Armada Real italiana), cliente de instrumentos de alta precisión por años, crea el Radiomir, un polvo luminiscente obtenido a partir del radio. El nombre Radiomir se debe a la “alta visibilidad de la sustancia y las excelentes cualidades adhesivas de la pintura bajo el agua” según su propia patente, la primera de las numerosas registradas por Panerai a lo largo de su historia.

En 1936, Panerai creó los primeros prototipos del modelo conocido hoy como Radiomir, produciendo 10 prototipos para los comandos de submarinistas del Primer Cuerpo Submarino de la Regia Marina. El Radiomir conserva hasta hoy buena parte de las características de estos prototipos: caja de acero de 47 mm con forma de cojín, números e índices luminiscentes, asas de alambre soldadas a la caja y un movimiento mecánico de cuerda manual con una correa resistente al agua lo suficientemente larga como para llevarla por encima de un traje de buceo.
La historia de Officine Panerai
Giovanni Panerai en su relojería de Florencia
La historia de Officine Panerai
Primer prototipo Panerai Ref. 2533 de 1936

Regia Marina y Marina Militare

La producción de los Radiomir con las características del prototipo de 1936 se inició recién en 1938, y para implementar sus funciones, Panerai realizó varios cambios, como una esfera con placas superpuestas, índices y números perforados para aumentar la legibilidad y la luminiscencia del radio, y aumento de resistencia de las asas. Otra innovación para aumentar la visibilidad bajo el agua fueron los números en la esfera: cuatro números arábigos grandes en los puntos cardinales, además de los índices.

La Regia Marina necesitaba que los relojes pudieran permanecer bajo el agua en condiciones extremas durante periodos prolongados, por lo que se aumentó su resistencia a las presiones extremas con, por ejemplo, asas reforzadas que fuesen parte del mismo bloque de acero de la caja. Aparece el “Radiomir 1940” ese mismo año, con caja en forma de cojín y bordes pronunciados en los costados, con una corona cilíndrica, en lugar de cónica.

En 1943, Panerai presenta un modelo diseñado específicamente para los oficiales de cubierta: el Mare Nostrum, un cronógrafo prototipo del que se cree sólo se produjeron dos o tres ejemplares. Es en los años 40 cuando se empieza a desarrollar uno de los elementos fundamentales del diseño de la marca: el puente protector de la corona, concebido para impedir el ingreso de agua en la caja y proteger la corona del desgaste causado por la manipulación al darle cuerda al reloj.
La historia de Officine Panerai
Radiomir 1940
La historia de Officine Panerai
Panerai Mare Nostrum
Finalizando la década, Panerai marca un nuevo hito al sustituir la pasta de radio por una nueva sustancia autoluminiscente obtenida a partir del tritio (isotopo de hidrógeno) y patentada a comienzos de 1949 bajo la marca “Luminor”. La nueva sustancia servirá de inspiración para nombrar al sucesor del Radiomir.

El año siguiente se completará la transición al Luminor gracias a las investigaciones técnicas que la empresa realizara durante la Segunda Guerra Mundial. Así entonces, el Luminor incorpora el protector de la corona y las asas reforzadas que son parte del bloque de acero de la caja, la que mantiene la forma de cojín del Radiomir 1940, pero con un bisel plano y más ancho.

En 1956, Panerai desarrolla para la Armada Egipcia un Radiomir conocido como “L’Egiziano”. Este gigantesco reloj poseía una caja de 60 mm de diámetro, una gran hermeticidad más un bisel graduado para calcular el tiempo de inmersión. Ese mismo año se registra la patente del puente protector de la corona, presente anteriormente sólo en prototipos, y que se convirtiría en el rasgo característico de los Luminor y en el emblema de la marca.

16 años después, 1972 será un año de transición para la empresa, con el fallecimiento de Giuseppe Panerai, hijo de Guido. El negocio familiar, y los contratos con la Marina Militare que estaban bajo secreto militar, pasa a manos del ingeniero Dino Zei, quien cambiará el nombre de la empresa de “G.Panerai & Figlio” a “Officine Panerai S.R.L.”, nombre que ya aparecía en los primeros modelos. Se comienzarán también a crear y suministrar por muchos años a la Marina Militare instrumentos como brújulas, profundímetros de pulsera, y linternas submarinas con compensación de presión para mayor resistencia a gran profundidad.
La historia de Officine Panerai
Panerai Luminor 1950
La historia de Officine Panerai
Panerai Radiomir "L'Egiziano"

Etapa Pre-Vendôme

Officine Panerai presentó en 1993, sobre el crucero Durand De La Penne de la Marina Militare, una colección formada por tres series de edición limitada: Luminor, Luminor Marina y Mare Nostrum, inspirados en los modelos históricos del mismo nombre. Se conviertieron de inmediato en piezas muy codiciadas por coleccionistas y aficionados, conformando la primera colección como tal de Officine Panerai.

En 1997, Officine Panerai es adquirida por el Grupo Richemont (llamado entonces Vendôme), estableciéndose una importante red de distribuidores en Italia. Al año siguiente la marca debuta en el mercado internacional de alta relojería. La nueva colección consta de dos modelos: el Luminor y el Luminor Marina, en tres versiones distintas. La versión del Mare Nostrum presentada en 1993, también se re-lanza en una nueva versión con bisel más estrecho y fondo de caja atornillado.
La historia de Officine Panerai
Primera colección de Officine Panerai
La historia de Officine Panerai
Panerai Luminor Marina de 1997

Grupo Richemont e internacionalización

Tras la adquisición por parte de Officine Panerai y una cuidadosa restauración, se reabre en 2001 la boutique histórica de Panerai en la Piazza San Giovanni de Florencia. Este taller reacondicionado de artesanía se convierte en un punto de encuentro para los coleccionistas y entusiastas de la marca, quienes ahora pueden obtener no sólo piezas actuales, sino también modelos de ediciones limitadas y producciones particulares que la empresa reserva exclusivamente para sus boutiques.

2002 supone un hito para Officine Panerai, puesto que se inaugura la Manufactura de Panerai en Neuchâtel, Suiza. Con ello, la casa relojera reune en una sola ubicación la planificación, desarrollo e investigación de nuevos productos. Panerai también abre ese año su primera boutique en Asia, en el Landmark Prince’s Building de Hong Kong.
La historia de Officine Panerai
Boutique Panerai en Piazza San Giovanni, Florencia
La historia de Officine Panerai
Manufactura de Panerai en Neuchâtel, Suiza

Manufactura Panerai y actualidad

En 2005 se produce el lanzamiento internacional del primer movimiento propio de Panerai, el P.2002 (llamado así por el año en que Panerai inauguró su planta de producción), calibre de cuerda manual con función GMT y reserva de marcha de ocho días, inspirado en los movimientos Angelus de la década de los cuarenta. Luego en 2007, Officine Panerai presenta tres nuevos calibres manufactura: P.2003, P.2004 y P.2005. Este último posee un innovador tourbillon adaptado por la marca florentina, en el que la jaula que contiene al volante y al escape gira alrededor de un eje perpendicular al del volante, no paralelo, y además realiza una rotación cada 30 segundos, no 1 minuto, como los tourbillones tradicionales. Un año después, Officine Panerai presenta los movimientos P.9000 y P.2006, ambos calibres desarrollados y producidos por la marca florentina. El calibre P.9000, con reserva de marcha de 72 horas, equipa una serie de modelos Luminor 1950 y Radiomir. El calibre P.2006 es una evolución del calibre de cronógrafo monopulsante al que se añade una función rattrapante controlada mediante un segundo pulsador situado a las 10 horas.

En 2010 y con motivo del 400º aniversario de las primeras observaciones del cielo por Galileo Galilei, Officine Panerai creó tres modelos excepcionalmente complejos en homenaje suyo: “L’Astronomo”, “Lo Scienziato” y el Jupiterium. El Jupiterium es un reloj planetario con calendario perpetuo que muestra desde una perspectiva geocéntrica la posición en la esfera celestial del Sol, la Luna y Júpiter, con las denominadas “Lunas de Galileo”, sus cuatro principales satélites. Officine Panerai lanzó además su movimiento manufactura P.999 y el primer reloj Panerai Composite en el Salon International de la Haute Horlogerie.
La historia de Officine Panerai
Calibres P.2002, P.2005 y P.2006
La historia de Officine Panerai
Panerai L'Astronomo Luminor 1950 Equation of Time Tourbillon
Al año siguiente, en 2011, Panerai presenta el Luminor Submersible 1950 3 Days Automatic Bronzo, en el que utiliza por primera vez el bronce, material que adquiere con el tiempo un aspecto gastado y que evoca al mar, elemento vinculado a Panerai a lo largo de su historia. Luego en 2013, continuando con un desarrollo tecnológico propio de la alta horología, Officine Panerai lanza tres nuevos movimientos manufactura: el calibre P.9100 (primer movimiento automático Panerai con función flyback en el cronógrafo), el calibre P.9100/R (función cuenta atrás de regata) y el P.5000 (cuerda manual y reserva de marcha de ocho días). En el Salon International de la Haute Horlogerie de ese mismo año en Ginebra, Officine Panerai presentó el Pocket Watch Tourbillon GMT Ceramica, un llamativo reloj de bolsillo en cerámica.
Panerai Luminor Submersible 1950 3 Days Automatic Bronzo
Calibre P.9100/R y Pocket Watch Tourbillon GMT Ceramica
En 2014, Panerai abre su nueva Manufactura en Pierre-à-Bot, en las colinas que rodean Neuchâtel, Suiza. El nuevo edificio reúne todas las especialidades de la alta relojería en una misma ubicación, con la idea de cobijar y combinar el diseño italiano y la tradición suiza. Ese mismo año, Panerai introduce el calibre P.4000, un movimiento de fabricación propia con masa oscilante excéntrica. En 2015, la empresa reabre oficialmente su boutique en Hong Kong Canton Road, que pasa a ser la boutique más grande de la marca en el mundo. Ese mismo año se lanza el movimiento de Manufactura P.1000, un calibre definido por la misma casa relojera como su obra maestra, tanto desde el punto de vista técnico como estético, con un grosor de tan solo 3,85 mm.

Panerai lanza en 2016 el Radiomir 1940 Minute Repeater Carillon Tourbillon, el reloj más complejo jamás fabricado por la Manufactura Panerai en Neuchâtel, reloj dotado del regulador de tourbillon de la casa y el mecanismo de repetición de minutos con sonería capaz de marcar la hora local o de una segunda zona horaria cada hora, diez minutos o un minuto.

También en 2016 es el lanzamiento de la colección LUMINOR DUE con una nueva caja rediseñada, inspirada en las líneas del Luminor clásico de los 50. Esta colección incorpora los movimientos de Manufactura P1000/10 y P.4000/10, los calibres automáticos más delgados jamás desarrollados por la Manufactura de Panerai.
La historia de Officine Panerai
Manufactura Panerai en Pierre-à-Bot
La historia de Officine Panerai
Radiomir 1940 Minute Repeater Carillon Tourbillon

El futuro

No hay duda alguna que si hablamos de casas relojeras con historia y patrimonio horológico suficiente como para construir un esplendoroso futuro, una de ellas es Panerai. Puede ser que no todos seamos Paneristi, fanáticos acérrimos de la marca, pero sólo basta ser aficionado a los relojes para valorar y apreciar la innumerable cantidad de innovaciones técnicas y estéticas de Panerai. La decisión desde el comienzo de seguir su propio camino nos hace respetarla, su compromiso con la función por sobre la forma nos hace admirarla, su cuidado por los materiales, la innovación y la tradición nos hace desearla.
Con más altos que bajos, creemos que la historia de Panerai seguirá siendo grande y que nos traerá en el futuro próximo más de alguna sorpresa.

Fuente principal: Panerai
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Panerai en El Loft

Véndelo en El Loft

Si quieres volver a poner en el mercado esa pieza especial para ser utilizada por alguien que también la aprecie, ¡consígnala con nosotros!

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo a la brevedad.

Más información sobre Consignaciones